LOS ADOLESCENTES Y LA SOCIEDAD DE LA INFORMACION

 

 

 

  ENTREVISTA A MIGUEL MOLLA:

PUBLICADA EN LIMA-PERUº

 



earthb2.gif (115399 bytes)

 

Publicado en el Periódico de Lima "Liberación": Un destacado educador peruano, Lic. Juan Borea Odría, Asesor del Ministerio de Educación, entrevista a un especialista en identidad de adolescentes: el Psicólogo Miguel Molla, candidato doctoral de la Universidad Complutense de Madrid, Investigador del Laboratorio de Investigación Educativa en la Universidad de Florencia, Italia


El Proyecto Huascarán, del Ministerio de Educación del Perú, es un Proyecto dirigido a estudiantes de secundaria, ha introducido en el ciudadano corriente al mismo tiempo expectativa y preocupación. ¿Por qué es importante que nuestros jóvenes ingresen al  mundo de la informática? ¿No será ésta una más de tantas modas que pasan con el tiempo? Para conocer mejor al respecto, hemos entrevistado a un especialista en identidad de adolescentes: el Psicólogo Miguel Molla, candidato doctoral de la Universidad Complutense de Madrid, Investigador del Laboratorio de Investigación Educativa en la Universidad de Florencia, Italia

 ¿Es realmente importante para el desarrollo que nuestros alumnos aprendan informática?

 No solo importante, sino imprescindible. Tenga en cuenta que vivimos en una sociedad dominada por la información, y quien no la domina está condenada a la miseria y el atraso. En la actualidad los criterios que usan las Naciones Unidas para determinar el desarrollo económico de los países ha variado. Antes se usaban exclusivamente indicadores económicos cuantificables, como Producto Bruto Interno o Ingreso promedio por habitante; ahora hay un nuevo marco conceptual llamado el desarrollo humano, dentro del cual el nivel de salud y educación de sus habitantes son considerados fundamentales.

 Los cambios en todo orden de cosas que se dan en la actual sociedad de la información, trascienden el modelo de desarrollo industrial y tienden a desmaterializar la economía, ya que muchas veces la información puede generar un valor agregado mayor a la acumulación de mercancías y materias primas. En la economía de la era post-industrial cuenta el conocimiento, y la información es indispensable. Así, los países hegemónicos han desplazado muchas de sus fábricas hacia países periféricos; pero conservan y concentran los propios recursos humanos formándolos con buenas becas y luego dándoles trabajo y buenos contratos.

 ¿Qué es entonces importante enseñar? ¿Plantea usted que no se debería enseñar conocimientos?

Aprender a aprender y los conocimientos son esenciales, pero deben ser incorporados como propios por la motivación de aprender que es un impulso natural del ser humano, y no deberían imponerse un caudal de conocimientos  en forma obligatoria. Habría que dejar que nuestros adolescentes busquen por si mismos y logren aprender con un maestro tutor y animador que los estimule en la dirección de un acopio de conocimientos importantes pero selectivamente.

 Mucha información que ahora se les exige a los estudiantes es ya hace años obsoleta o no importa nada para su futuro. Debemos huir del peligro de la "Macdonalización" de la educación esto es, de una estandarización con un modelo falsamente eficiente de educación global. Importan los conocimientos estratégicos que sirvan de base a los nuevos aprendizajes. Pero sobre todo deben generarse en el alumno habilidades para procesar. Actualmente el conocimiento está deviniendo cada vez más rápido en obsoleto. El número de estudios, publicaciones, libros y revistas aumenta en forma tal que es imposible estar al día, y es cada vez más necesario seleccionar y evaluar aquello que es valioso de lo que no lo es, para poder estar bien informado. Es necesario que esta revalorización de la inteligencia del hombre  sea tomada en cuenta en la educación. Si no, será una educación en gran parte inútil. Inteligencia es escoger: "Inteliggere", separar el grano de la paja.

 Debemos enseñar a nuestros jóvenes a procesar la información; a descubrir, seleccionar y  valorar la información. A ser rápidos no solamente para asimilar los cambios que nos han tocado vivir, sino  para anticiparse a la creación de una nueva lógica del conocimiento, aquel que sea estratégico y creativo. Más que saber cosas, cuenta saber dónde buscar información y saber como manejarla y procesarla; esto es el conocimiento estratégico.

 Algunos dicen que se va a generar un nuevo tipo de sociedad.

La información circula y se proyecta en tiempo cada vez más breve y este desarrollo creciente de la información abre a una nueva dimensión, la sociedad del conocimiento creativo.

 Los datos escritos del ser humano ocupan solo los diez últimos segundos del año cósmico. Sin embargo, la información se ha duplicado varias veces: miles de datos pasan rápidamente a ser millones de datos, y debemos hacer frente a un tsunami de información que se duplica con vertiginosa velocidad y pasa luego a multiplicarse muchas veces. Hoy el conocimiento humano "se duplica" cada 5 años y en el año 2020 se piensa que esto ocurrirá en poco más de un mes. Por ello hay que aprender a seleccionar con inteligencia la información y aprender de una manera más creativa y rápida, para pensar más claramente, ante los profundos cambios que enfrentamos y más aun ante los que esperamos enfrentar, comprender el profundo significado de estos cambios y proyectarse ante ellos.

 Ya que vamos hacia una nueva dimensión del futuro, necesitamos aprender a pensar en forma global, ampliando nuestros límites para pensar en forma creativa hacia el desarrollo de una nueva forma de pensar más inteligente para lograr la transformación de la "sociedad de la información" en la "sociedad del conocimiento".

 ¿Cuál es aquí el papel de la tecnología informática?

En estos cambios que afectan e impactan sobre la sociedad  cuenta en particular el elevado desarrollo de la tecnología telemática de la comunicación interactiva, que implica una continua transformación de la lógica tradicional de la economía, del trabajo y la cultura. Incluso gran parte de la producción y el aprendizaje se hacen ahora a través de Internet.

 Estas tecnologías están generando una nueva dimensión: la divisoria digital que es la línea que separa los países con alta tecnología y desarrollo económico, que a su vez tienen alto desarrollo de los medios informáticos y uso de Internet, de aquellos países que no tienen este desarrollo y tampoco tienen los medios para entrar a la sociedad de la información. Esto crearía una nueva división internacional: países con población cada vez más comunicada y los incomunicados y excluidos del progreso tecnológico y por consiguiente del trabajo.

 Este es el contexto en el que la desocupación afecta a los jóvenes que no se encuentran en línea con los cambios del desarrollo socioeconómico contemporáneo.

 Asimismo debemos subrayar cómo en el ámbito de este cambio de época, los recursos humanos   preparados y creativos, con manejo de la tecnología,  constituyen el real y efectivo factor estratégico del desarrollo.

 ¿Cuál es el papel que debe jugar la escuela?

Es necesario que la escuela ejercite una decisiva capacidad de intervención innovativa en esta dirección. Parte de la desocupación juvenil es consecuencia de una incapacidad de ofrecer trayectorias cognitivas útiles para anticipar modalidad de estudio y profesiones encaminadas a un nuevo modo de trabajar en un sistema de comunicación interactivo abierto a nivel mundial. Es imperativo implementar metodologías innovadoras de formación, que puedan ser el fruto de la adquisición de elementos culturales y cognitivos útiles para delinear y sostener una constante capacidad de prevención frente a la dinámica del desarrollo social y productivo: esto es llamado aprendizaje permanente: -lifelong-learning. Esta metodología innovativa puede bien ser, formar a los alumnos en la investigación de los temas, en su presentación creativa, en una construcción creativa y personalizada del conocimiento, esto es en un aprendizaje significativo.

 La lógica innovativa de la escuela debe ser por tanto caracterizada hacia una orientación cultural y cognitiva basada sobre la prevención (palabra que viene del latín "prevenio"=conseguirlo, lograrlo antes), que busque superar la separación entre la vida real y el conocimiento de la escuela, la separación entre la educación y el trabajo, (que es la separación entre la escuela, sociedad y trabajo). Esto corresponde a la habilidad de poner en acción estrategias de enseñanza dirigidas a una efectiva participación de los jóvenes en su propio proceso de aprendizaje y participación social juvenil. En primer lugar esto significa facilitar al máximo la información y el conocimiento del cambio en modo de conducir a los jóvenes a adquirir la habilidad “proyectual” creativa en el ámbito de la construcción de la sociedad de la información y del conocimiento interactivo.

 Hasta ahora nos ha hablado de lo tecnológico. Pero el joven no es sólo tecnología...

 Por supuesto que no; como psicólogo soy muy consciente que la dimensión cognitiva y de habilidades no es suficiente. Todo este esfuerzo debe enfocarse desde una óptica de comprensión de la problemática evolutiva de la niñez y la adolescencia,  y en un fuerte trabajo para lograr el desarrollo de la identidad personal. Los jóvenes se ven confrontados por un ritmo vertiginoso de cambios que sino es comprendido e interiorizado, puede generar inseguridad. Pero hay que comprender las características con que la tecnología  enmarca el momento histórico y la sociedad específica en que viven, ya que es allí donde se da la identificación necesaria para una sana identidad.

 En la adolescencia, el proceso de identificación personal  es decisiva. Por ello debe ser tomado en cuenta  por el sistema educativo, ya que incluye toda una serie de procesos cognitivos y desarrollos de la personalidad. Esta evolución implica procesos psíquicos de autoconciencia de si mismo, de aceptación, escisión, negación, idealización, y reconocimiento interior y externo.

¿Cuáles son los nuevos modelos del adolescente actual?

Asistimos hoy a un profundo cambio de los procesos de identificación que van a incidir fuertemente sobre la elección de identidad personal y social. Ya que los modelos sociales influyen y afectan la identidad, actualmente existen muchas modificaciones y cambios en los modelos de identificación y sus correspondientes esferas socio-afectivas. Encontramos abundantes ejemplos de los cambios, en los nuevos modelos de “héroes” infantiles y juveniles de la TV, el cine y los personajes “ídolos” del fútbol y toda una verdadera iconografía de los medios de comunicación y culturales. Se da en la actualidad una estimulación masiva de los medios de comunicación y de los medios electrónicos especialmente en la gente joven. Un adolescente o un joven pasan muchas horas en la computadora y  usan todo tipo de medios de comunicación interpersonal a través de Internet y el de celulares o teléfonos móviles. Esta amplísima estimulación de la nuevas tecnologías electrónicas no ha sido aún estudiada suficientemente pero se tienen indicios que hay  importantes efectos emotivos involucrados en esto.

 Se hace por ello necesario encontrar la correspondencia entre el desarrollo crucial de la individualidad que se verifica en la adolescencia y en los primeros años de la etapa juvenil y las influencias emocionales y sociales (ya que la inteligencia emocional conlleva la identificación de nuestras emociones y las de otras personas, junto con la capacidad de expresar correctamente nuestros sentimientos y necesidades correspondientes). Esto es, encontrar la facilitación recíproca entre el desarrollo de la identidad individual y el desarrollo de una “inteligencia emocional” y social.

Editor Name: Miguel Molla

Email: mir00100@yahoo.com